Colombia, Latinoamérica, Noticias — 08/01/2014 a 8:40 am

26 SINDICALISTAS DE LA CUT HAN SIDO ASESINADOS EN 2013

image_print

 

 

ENTREVISTA A JAVIER OROZCO

Corriente Sindical de Izquierdas (CSI)

CSI: ¿se puede hacer un resumen del año 2013 con pocas palabras, para el sindicalismo colombiano?

Ha sido un año de dura confrontación de los trabajadores-as con el gobierno para evitar nuevas privatizaciones en sectores como salud y educación públicas y para revertir otras en sectores estratégicos. Muy dura ha sido la lucha sindical contra las empresas multinacionales que saquean las riquezas naturales del país y se benefician del terror y del genocidio sindical, además de evadir impuestos. Algunas de ellas son tan cutres y dañinas para el país y para la clase obrera que hemos exigido que se vayan, como Goldman Sachs, el consorcio Cerrejón (de Glencore-Xtrata) y la Drummond, todas ellas en el sector del carbón que sigue llegando barato al puerto de El Musel gracias al terror paramilitar que les permite sobreexplotar a nuestros mineros y destruir con impunidad el territorio del pueblo indígena Wayúu.

En el petróleo y el gas hay conflictos permanentes con la Pacific Rubiales y Gas Natural. En el sector alimentario siguen las persecuciones contra los sindicalistas en Coca Cola y es muy grave lo de Nestlé, acusada de robar con los bajos precios a los campesinos que le suministran materias primas como la leche, denunciada por violar el convenio colectivo y señalada de sacar réditos del terror que segó la vida de Oscar López Triviño, sindicalista asesinado el pasado 2 de noviembre en medio de la huelga de hambre de los obreros. Nestlé había sido denunciada también por el asesinato de Luciano Romero Molina, quien estuvo refugiado en Asturias.

También hay conflicto con la multinacional de la seguridad Prosegur de España, que se sumó al carrusel antisindical. Ha sido un año de luchas en defensa de los derechos de los trabajadores y también en defensa de otros sectores como el campesinado, de donde proviene Huber Ballesteros, miembro del comité ejecutivo de la CUT y dirigente de los campesinos, preso en agosto al comenzar la movilización contra los tratados de libre comercio. Este año la lucha ha suido muy dura. De nuevo hubo amenazas de muerte y muchos asesinatos, atentados, hostigamientos, apresamientos ilegales y otras violaciones impunes de los derechos humanos.

CSI:-¿y un resumen parecido de los otros movimientos sociales y populares de Colombia?

Los movimientos sociales colombianos son fuertes, a pesar de la represión brutal de la policía y de las amenazas de militares y narco-paramilitares. Los pueblos indígenas han protagonizado movilizaciones en defensa de sus territorios ancestrales, así como las comunidades negras que siguen luchando por la restitución de los territorios usurpados por la violencia paramilitar y de la patronal de la palma aceitera, el banano y la ganadería extensiva. Las mujeres siguieron luchando por la igualdad, contra la violencia patriarcal y contra la guerra. Hay un enorme movimiento de víctimas del terrorismo de estado –con ese nombre- que viene movilizándose exigiendo justicia.

Muy grandes fueron las movilizaciones de los campesinos que bloquearon por varias semanas a ciudades capitales de departamento y a la misma capital de la república, Bogotá, en protesta por la quiebra de los pequeños y medianos productores de alimentos, víctimas de los tratados de libre comercio firmados con los EUA y con la UE. Los estudiantes se la jugaron con un proceso de unidad y con enormes movilizaciones que hicieron reversar la contra-reforma educativa del gobierno. Los funcionarios del estado han logrado juntar sus luchas con la de los usuarios de los servicios en sectores como la salud y la educación públicas, la energía, el petróleo y el gas, las comunicaciones.

CSI:-¿la Paz es un imperativo para estos tiempos? ¿Quiénes No defienden la paz en Colombia?

La salida política, negociada a la guerra es el único camino que nos queda tras medio siglo de confrontación armada, sin que las guerrillas hayan podido derrotar a la burguesía y sin que el Estado haya podido acabar con las guerrillas, a pesar del Plan Colombia y de los 7,5 billones de dólares que EUA prestó al gobierno colombiano en armas, expertos, asesores y alta tecnología para la muerte, dineral que nos hace falta para educación y salud públicas y del que sacaron partida las empresas que venden armas, incluidas empresas de Israel y otras como Santa Bárbara Sistemas, que fabricó y vendió obuses y mucho material de guerra al gobierno colombiano la década pasada a pesar de estar prohibido por la UE dado que Colombia padece de conflicto armado interno. Las multinacionales del petróleo, el oro, el carbón, el gas, y del sector agroalimentario, entre otras, son enemigas de la paz, pues les ha ido muy bien con la guerra.

La esperanza de la paz para Colombia es atacada también por un poderoso sector de los militares amaestrados en la doctrina yanqui de las guerras de baja intensidad apoyadas en la idea del “enemigo interno”. Hay partidos políticos de fascistas criollos enemigos de la paz, ligados a los poderos intereses de los viejos terratenientes y de los neo-latifundistas de los carteles del narcotráfico, como el liderado por el expresidente Alvaro Uribe Vélez, agentes de la guerra y del terror, y también se oponen a la paz los sectores de la patronal criolla para los que la guerra les sigue siendo funcional. El proceso de diálogos para la paz va ganando apoyo social pero es muy frágil. Cualquier provocación de parte interesada en la guerra puede sabotear los diálogos y abocarnos a ¿otros 10, 20 o 50 años de guerra? Impensable. Inadmisible.

CSI:- Los últimos compas acogidos a protección temporal en Asturias regresaron en octubre a la lucha (algunos fueron entrevistados en la Corriente ). ¿cuál es la perspectiva del programa asturiano para 2014?

Incierta o mala… parece que proteger la vida de sindicalistas amenazados de muerte en Colombia resulta incómodo para el PSOE, viajar a verificar el estado de los derechos humanos les resulta impensable, -como sí lo hace el gobierno vasco-, y no hay voluntad ni de firmar una carta al gobierno colombiano expresando la preocupación del gobierno astur por las amenazas de muerte y los asesinatos, con la excusa de que eso podría generar un “incidente diplomático”. Veo grandes pérdidas en materia de cooperación y defensa del derecho a la vida a pesar de tener herramientas legales y experiencias positivas. El programa de acogida habla muy bien de Asturias donde quiera que los compañeros acogidos temporalmente cuentan su experiencia. Trece años del programa de acogida como experiencia pionera en España y en la UE no debieran ser echadas por la borda y menos usando la demagogia que la directora de cooperación utilizó como “argumentos” para ocultar la falta de voluntad política en la última evaluación del programa.

La Corriente: en este contexto de luchas, movilizaciones, propuestas de paz, referencias electorales de 2014.. ¿las organizaciones colombianas, la CUT en concreto, orientan VISITAR Colombia?

Sí, piden realizar visitas y verificaciones del estado de los derechos humanos ojala en el primer semestre, dados los altos índices de violencia y de impunidad con que cierra el 2013. Tememos el que en el 2014 coinciden dos procesos electorales –en marzo y en mayo, el proceso de diálogos con la guerrilla en medio de los combates pues no hay tregua ni cese al fuego, y el accionar criminal de los paramilitares, sumado a la impunidad. Esa confluencia de factores siempre resulta letal en Colombia para los sindicalistas y para los defensores-as de los derechos humanos. La protección internacional sigue siendo necesaria, y la solidaridad y el internacionalismo un deber de clase pues las empresas que aquí explotan a los obreros y los abandonan enfermos, como Asturiana de Zinc, son los mismos que en Colombia sacan tajada del terror y del genocidio sindical.

Tags