Convocatorias — 21/12/2011 a 4:02 am

Ciclu de cine documental llatinoamericanu en CSOA La Madreña

image_print

 

 

Sinopsis:

También la lluvia

Costa, un descreído productor de cine, y Sebastián, joven e idealista realizador, trabajan juntos en un proyecto ambicioso que van a rodar en Bolivia. La cinta que van a filmar tratará sobre la llegada de los españoles a América poniendo el acento en la brutalidad de su empresa y en el coraje de varios miembros de la Iglesia que se enfrentaron con palabras a las espadas y las cadenas. Pero Costa y Sebastián no pueden imaginar que en Bolivia, donde han decidido instalar su Santo Domingo cinematográfico, les espera un desafío que les hará tambalearse hasta lo más profundo. Tan pronto como estalla la Guerra del Agua (abril de 2000) las convicciones de uno y el desapego del otro comienzan a resquebrajarse, obligándoles a hacer un viaje emocional en sentidos opuestos.

NADIE SE FUE

2004, 97 min.
“Nadie se fue” es un viaje al país del liberalismo en crisis, Argentina, dos años después del colapso económico y de los espectaculares disturbios de 19 y 20 diciembre de 2001, donde la población salió a las calles gritando “que se vayan todos“.

El resultado de estos dos días de disturbios no fueron sólo los 40 muertos y la dimisión del presidente de la nación. Se sentía que la traición había sido tan grande que nada más volvería a ser como antes, “que la jugada del liberalismo económico, nunca más van a poder hacérnosla otra vez, al menos, aquí en Argentina“.

Aunque los días y los meses que siguieron a estos acontecimientos vieron la emergencia espontánea de intensas e innovadoras luchas sociales, la violenta economía de mercado siguió expandiéndose y arrasando con fuerza.

En los barrios, intereses compartidos dieron lugar a la creación de cientos de asambleas populares, cuyo modo de funcionamiento fue la horizontalidad en la toma de decisiones. Muchos trabajadores recuperaron las empresas que previamente les habían despedido por quiebra y retomaron la producción, bajo control obrero o bajo la forma de cooperativas.

La película no trata sobre las razones que llevaron al país a la quiebra (privatizaciones, corrupción, deudas) sino sobre aquellos que se organizaron frente a una situación en un país en crisis donde primaban la resignación y el individualismo. Muchos discursos aparecen, se cruzan, generalmente llenos de combatividad, de entusiasmo y de creatividad pero también, de contradicciones, dentro y entre sí.

Poco a poco, cuando el país vuelve a la calma, y los ciudadanos a las urnas, el movimiento social se institucionaliza. Los representantes del Estado se interesan por los sectores más dóciles pero los que se mantienen en la radicalidad son condenados a la marginación. Se presiente que los que tienen el poder no se inquietan por este movimiento social y que eliminarán sin dificultad lo que podía tener de subversivo o de prometedor.

Al final, lo más importante es que una vez más, en lugares más o menos grandes y durante un tiempo más o menos largo, se supo decir “no” y organizarse en consecuencia.
Estos momentos, los intensos, son los que jamás se olvidan.

La guerra del Agua (2001)

País: Bolivia.
Año: 2001
Idioma: Castellano.
Duración: 24 minutos
En Abril del 2000, durante casi una semana el poder del Estado prácticamente desapareció en el valle de Cochabamba; la ciudad estaba tomada por la multitud y las carreteras totalmente bloqueadas, a pesar del estado de sitio decretado. El Estado estaba asustado con la impronta cochabambina, y tuvo que retroceder, accediendo a la demanda de anulación del contrato de concesión con el consorcio transnacional “Aguas del Tunari” y la modificación de la Ley de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario. Luego de quince años de neoliberalismo, un movimiento social urbano rural había logrado detener la estrategia de disciplinamiento capitalista desplegada con el ajuste estructural.

El conflicto generado por la privatización del agua en Cochabamba, Bolivia el 2000, es un caso emblemático que ejemplifica muy claramente los procesos de privatización del agua y muestra los grados y las formas de su impacto en los usuarios, pues conjuga la diversidad de factores y tensiones en las que se debate el agua en el mundo contemporáneo. Este caso muestra cómo las políticas financieras y la tendencia a la mercantilización del agua afectan a comunidades locales, sobre todo a mujeres evidenciando una contradicción central que existe en torno al agua en el mundo contemporáneo: privatización versus bien común.

El agua es un recurso vital para los seres humanos y para la naturaleza, es indispensable para la vida y el mantenimiento de los sistemas ecológicos en todo el planeta, y probablemente por su valor estratégico para la vida, es también un recurso muy ansiado por las empresas multinacionales y por el sistema neoliberal que pretende controlar este recurso e incorporarlo en la lógica de la mercantilización para obtener de él jugosas ganancias. Estas políticas privatistas provocan conflictos sociales y vulneran en su esencia los derechos humanos, los derechos ambientales y la democracia.

-“La Guerra de Gas”

Documental 50 min Carlos Pronzato (Guión, cámara y dirección)
En octubre de 2003, en medio de una crisis social y económica agudizada por el modelo neoliberal, Bolivia vivió un hecho histórico de profundo significado para el continente: la denominada “guerra del gas” que dejó 80 muertos y más de 400 heridos. La decisión del gobierno de exportar gas a EE.UU. por un puerto chileno, provocó una insurrección popular contra el Estado que acabó ocasionando la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Losada, la derrota militar del ejército y de los asesores de la embajada norteamericana. Este video ofrece una reflexión de los acontecimientos a partir de voces de sus protagonistas, ilustradas con potentes imágenes de archivo.