Colombia, Latinoamérica, Noticias — 12/06/2013 a 9:22 am

COLOMBIA. GUERRA, TERROR, DESPLAZAMIENTO EN MASA Y MULTINACIONALES

image_print

 

 

COLOMBIA. GUERRA, TERROR, DESPLAZAMIENTO EN MASA Y MULTINACIONALES

Colectivo de colombianos refugiados en Asturias “Luciano Romero Molina”

Colombia es uno de los tres países con más desplazados internos del mundo.
El desplazamiento forzado de cinco millones de personas ha beneficiado
directamente a la agroindustria exportadora y a las empresas
multinacionales, en especial a las del sector minero- energético, así como
a una nueva casta de terratenientes, los narco-latifundistas ligados a los
carteles de las drogas.

Más de medio millón de desplazados colombianos cruzaron las fronteras y
decenas de miles lo están haciendo hacia Ecuador, Perú, Venezuela, Panamá y
otros países de Nuestra América.

EN ASTURIAS, el Gobierno Asturiano acoge cada año a un grupo de
sindicalistas y defensores-as de los Derechos Humanos amenazados de muerte
o que han sufrido atentados en Colombia.

España, la 9ª potencia Económica, en la Unión Europea, tiene un escaso
compromiso con la protección de los Refugiados Colombianos. Por cada 100
solicitudes de asilo sólo se aprueban tres. (Informe CEAR)

El desarraigo, que sufren los Refugiados y los Desplazados Internos,
quienes deben dejar su tierra, sus familiares, el trabajo y en muchos casos
la lucha social, es tan fuerte como el arraigo de la búsqueda de un mejor
bienestar, vida con dignidad para los seres humanos en la tierra.

La ONU , el referirse al día mundial del Refugiado dijo “Tenemos que hacer
frente a unos retos complejos a nivel global, que podrían provocar incluso
mayores desplazamientos forzados en el futuro. Van desde nuevas emergencias
relacionadas con enfrentamientos en puntos conflictivos de la tierra hasta
un mal gobierno, degradación medioambiental provocada por el clima que
incrementa la competencia por los escasos recursos, y los altos precios que
han perjudicado especialmente a los más pobres y que generan inestabilidad
en muchos lugares”.

En el día mundial del refugiado denunciamos la guerra sucia contra la
población civil que causa millones de desplazados internos, para beneficio
del capital criollo y de las multinacionales:

DENUNCIAMOS a multinacionales como Gas Natural, que militariza los
campos de producción de petróleo y genera desplazamiento masivo de la
población, ha usado paramilitares en Bucaramanga y persigue a los
sindicalistas.

DENUNCIAMOS a ENDESA-EMGESA-ENEL, que construyen la represa de El
Quimbo en el departamento del Huila, desplazando a miles de personas y
destruyendo yacimientos arqueológicos y un parque natural.

DENUNCIAMOS a la AngloGold Ashanti, minera del oro que amenaza con
desplazar a decenas de miles de personas del norte del Tolima, misma
empresa que bajo la máscara de Kedhada usa a militares y paramilitares para
desplazar a los mineros artesanales del oro en la Serranía de San Lucas.

DENUNCIAMOS a las mineras del carbón que desplazan a los indígenas
Wayúu al destrozarles el territorio en el César y La Guajira. Son empresas
que eluden obligaciones laborales a través de las subcontrataciones de
empresas negreras que persiguen a los sindicalistas y se benefician del
desplazamiento y del terror. El Consorcio Cerrejón (Anglo American, BHP
Billiton, Glencore-Xtrata), Drummond…

DENUCIAMOS a la Goldman Sachs, que en Colombia usa a los obreros
como material desechable, violando derechos humanos y laborales, mientras
acumula carbón en El Musel, maniobra especuladora simultánea con el cierre
de la minería asturiana y el desplazamiento en breve de miles de obreros y
sus familias de las cuencas asturianas.

Denunciamos la venta de armas desde Europa y desde España a Colombia,
violando normas que prohíben la venta de armas desde Europa a países con
conflicto armado interno.

La lucha sigue desde el sitio de refugio y con la solidaridad de los
consecuentes de mundo.

Por la vida, por la dignidad, ¡No a la Guerra!