Noticias — 12/04/2011 a 9:21 am

DIA DE LA LUCHA CAMPESINA

image_print

 

 

MANIFIESTO DIA DE LA LUCHA CAMPESINA

Hoy, día 17 de abril, se conmemora la muerte de 19 campesinos, asesinados en Brasil por policías militares, en represalia por su lucha por la tierra en Eldorado do Carajas en 1996.

Quince años después se celebran, este día, actos reivindicativos por todo el mundo, con un grito común por la soberanía alimentaria de los pueblos y la dignificación del trabajo campesino que alimenta a la población.

Vivimos bajo un sistema absurdo: unos mil millones de personas padecen hambre, otros mil millones sufren desnutrición; al mismo tiempo otros mil millones de personas están sobrealimentados. Esta contradicción no se entiende si no se explica el modelo de producción capitalista, que prioriza el beneficio económico de unos pocos sobre la vida de la mayoría.

Así se ha llegado a privatizar la tierra, las semillas… ¡hasta el agua! Lo que antes era patrimonio de la humanidad ahora pertenece a multinacionales de la agroindustria. [Así, lo que antes era una semilla de la que podría nacer una planta, ahora es un producto de Monsanto; lo que antes era un manantial de agua, ahora es materia prima para Coca-Cola; lo que antes era selva; ahora es un trozo de tierra quemada destinado a producir agrocombustibles para los coches].

El sistema de mercado no sólo privatiza sino que especula con bienes básicos. Materias primas como el trigo y el azúcar han entrado de forma masiva a cotizar en bolsa, sobre todo desde 2007. Desde entonces, los precios de los alimentos se han multiplicado de manera astronómica para provocar una profunda crisis alimentaria que ya en 2008 incrementó el número de personas hambrientas en 100 millones. Apenas tres años después el drama se repite. El Mercado juega con la alimentación, es decir, juega con la vida de las personas.

El sistema de producción de alimentos cada vez más industrializado es un sistema insostenible, acaba con la biodiversidad y contribuye al calentamiento global. Además produce hambre. También inseguridad alimentaria. Recordemos los numerosos escándalos alimentarios que se han producido en los últimos años. O hablemos de los transgénicos de los que ni siquiera se nos informa a pesar de que aún se desconocen las consecuencias que pueden tener para la salud de las personas.

Lxs pequeñxs campesinxs se ven obligadxs a abandonar sus tierras por la incursión de las multinacionales en el sector y, en el mejor de los casos, a malvender su fuerza de trabajo en las ciudad. Con ellxs desaparecen culturas milenarias de respeto a la tierra y a la naturaleza, que permitieron que la vida se reprodujera una y otra vez en el planeta, generación tras generación.

Por todo esto, defendemos la agricultura a pequeña escala, la agroecología y la producción local en todo el mundo. Y defendemos la soberanía alimentaria, esto es el derecho de los pueblos a decidir cómo producir y distribuir sus propios alimentos, garantizando la alimentación de todas las personas.

En Asturies hay una red de pequeñas productoras, dedicadas a la agricultura y la ganadería ecológicas, que tratan de mantener unas formas de producción y de vida en un medio rural camino de la despoblación. También se han ido organizando pequeños grupos de consumo que ponen en contacto directo a la consumidora con la productora, que garantizan unos productos saludables y asequibles al tiempo que ofrecen una salida para los alimentos ecológicos de las productoras locales. Esto son formas de contrarrestar el poder de la agroindustria y la pasividad cómplice de los gobiernos. Son formas de lucha campesina.

Asturies 17 abril 2011

PLATAFORMA ASTURIANA POR LA SOBERANÍA ALIMENTARIA