Campaña contra Coca Cola — 31/01/2012 a 5:06 pm

El doble discurso de Coca-Cola

image_print

Por Yesica Stekli para Comunicacion Popular (*)

El doble discurso de Coca-Cola

“Por cada tanque que se fabrica en el mundo, se fabrican 131mil peluches, por cada Bolsa que se desploma hay 10 versiones de “What a wonderful world”… es como comienza la campaña de Coca-Cola para Latinoamérica enteramente en ingles y subtitulada. Algunas personas se conmueven ante el coro de niños y el contraste de imágenes de crisis y guerra al que le sigue un mensaje superfluamente positivo.

Sin embargo, hay otros, unos miles cuya voz no se escucha: la de los que producen cada producto de Coca-Cola que usted pone en su mesa, la voz de los trabajadores de Coca-Cola torturados y asesinados por resistir a un despido o pedir mejores condiciones laborales, la de campesinos e indígenas desplazados, los niños mutilados que trabajan como esclavos para endulzar la bebida en El Salvador, la voz de los enfermos de VIH contratados por míseros sueldos en África que trabajan hasta morir sin recibir atención medica, los trabajadores que se encadenan o resisten en la puerta a los despidos y piden mejores condiciones, como aquellos que hoy están en Neuquén resistiendo como otros miles alrededor del mundo.

Este artículo pretende delinear algunos rasgos de la cara oculta de Coca-Cola y su doble discurso. Constara de tres partes donde se analiza la construcción de la marca para la etapa del consumo, como se logro históricamente la distribución mediante la financiación de campañas a presidentes de Estados Unidos comprometidos con la guerra para llegar a todos los países del mundo y la etapa de producción de la mercancía, es decir quienes y bajo que condiciones producen cada botella de la bebida mas consumida del mundo.

La marca Coca-Cola

Primeramente, Coca Cola no es solo una empresa que produce gaseosas, símbolo del Imperialismo norteamericano, llega a todos los países a excepción de Cuba, Norcorea y Myanmar y es pionera en desarrollar el marketing moderno. Naomi Klein en No Logo nos dice que desde los años 80 o 90 las empresas entienden que como Coca-Cola, deben ser vendedoras de significados y no ya meras fabricantes de mercancías. La construcción de la marca es la trascendencia de la empresa, la marca cotiza en Bolsa y la fabricación de productos es entregada a subcontratistas del Tercer Mundo donde la mano de obra es barata y mediante la aplicación de medidas neoliberales que es impuesta desde las potencias donde se hallan las casas matrices de estas empresas, se asegura que el costo sea el mas bajo posible. Para maximizar ganancias se necesitan las peores condiciones para el trabajador: trabajo esclavo e infantil en los países en que se pueda (ej. El Salvador), persecución y asesinato de trabajadores y sindicalistas (como en Guatemala y Colombia) o trabajo temporal, imposición de la firma de retiro voluntario, nulas prestaciones sociales e inestabilidad, en fin, trabajo precario en países como Argentina. Puede apropiarse de reservas acuíferas y contaminar cuando se le permite como en Argentina, la India, Brasil, México mientras la policía reprime a los manifestantes y los encarcela. Los miles de millones de dólares que se generan de este modo, le sirven a la casa matriz en Estados Unidos para aportar millones en desarrollar una mitología corporativa, la marca pasa a ser un estilo de vida, una filosofía, una actitud, un conjunto de valores, una apariencia personal y una idea del mundo que es el verdadero negocio.

Coca-Cola: 125 años de explotación, política imperialista y sangre

La compañía tiene más de 125 años pero solo se cuenta cuando Asa Candler le compro a su socio Pemberton, el invento a cambio de medicina en su lecho de muerte. Pemberton habia traído las hojas de coca de Perú, con las que se realiza el ingrediente secreto 7X que es hojas de coca maceradas en alcohol entre otras cosas y aunque el comercio de coca es ilegal en países andinos y Colombia paga millones en glifosato a Monsanto para eliminarla por orden de Estados Unidos, Coca-Cola nunca ha dejado de de tener aseguradas sus toneladas anuales, para eso existe la DEA que no solo colabora en el transporte desde Bolivia y Perú, sino que provee los containers en New Jersey para trasladarlo luego a las fabricas donde se produce el jarabe.

Con solo 20 empleados llegaron a venderse un millón de galones para 1910, el secreto era que Candler prohibía la sindicalización y tenia plantaciones de algodón donde mujeres y niños trabajaban 14 horas por 50 centavos diarios. Y toda la plusvalía que generaba explotando de esta manera, se colocaba en publicidad donde jóvenes vírgenes posaban con el torso desnudo y una Coca-Cola en la mano, los calendarios se vendían especialmente a jóvenes y dentro del ejercito durante las guerras. Así llego a comprar bienes raíces en la ciudad donde se hallaba su fabrica, Atlanta.

Creo la Compañía de inversiones y abrió su propio banco, el Central Bank and Trust Corporation. Sin embargo durante la Primer Guerra Mundial el racionamiento de azúcar dificulto la producción y Ernest Woodruff, presidente del Banco de Depósitos de Georgia y su sindicato de banqueros que incluían a los directivos del Banco Nacional Chasse y el Banco de Depósito de Fianzas de Nueva York, se adueñan de la compañía hasta lo que hoy conocemos. Woodruff será presidente durante 60 años e influirá en la llegada de Carter a la gobernación y luego a la presidencia.

En 1939 inicia la II Guerra Mundial y mientras Europa se debatía en guerra, la Compañía Coca-Cola se fortalecería determinando las economías de otros países, sus políticas y hasta sus culturas. Con el bombardeo de Japón sobre Pearl Harbor en 1941, Estados Unidos entro a la Guerra y pudo poner fin a la depresión iniciada en 1929 reactivando su economía a través de la industria militar, la reconstrucción y la colocación de sus empresas hasta en el último rincón del mundo –algo que continua hasta la actualidad-. Woodruff lanza como campaña para la marca: “Procuraremos que todos los hombres de uniforme reciban una botella de Coca-Cola dondequiera que estén y cualquiera que sea el coste para nuestra compañía”, esto significo enviar a su personal a todos los frentes de batalla, instalar 64 fabricas en distintos países donde los gastos de montaje eran pagados por el gobierno y el personal de la empresa era conocido como “Coroneles Coca-Cola” ya que usaban rango militar y tenían rango militar dentro de la empresa.

En Alemania vendían casi 4.5 millones de botellas al año. Estaban en funcionamiento 43 fábricas y otras 9 en construcción. Goering permitió la importación del ingrediente secreto 7X para la elaboración de Coca-Cola, ya que de fondo pretendía nacionalizar la empresa y apropiarse de la fórmula. Cuando la guerra se agudiza, la Coca-Cola se deja de importar en Alemania. Los empresarios alemanes dueños de las embotelladoras, tuvieron que ver la forma para mantener sus fábricas en marcha: inventaron un nuevo refresco la Fanta, nacida bajo régimen nazi. Se vendieron más de 3 millones de cajas y la empresa prestaba sus camiones de reparto y transporte al gobierno nazi.

La conducta de Coca Cola durante la guerra en tierras del enemigo nazi no fue muy compatible con su imagen en los Estados Unidos, donde la bebida refrescante de Atlanta “simbolizaba la libertad de América y todas las cosas buenas por las que luchaban los soldados americanos”.

No es de extrañar que los prisioneros de guerra alemanes, al llegar a Nueva York y ver los anuncios de Coca-Cola, se sorprendieran, ya que pensaban que la marca era tan alemana y nazi como ellos, dadas las ediciones de relojes, cupones y llaveros en forma de esvástica desde 1925.
Se dice que parte de los ejecutivos de Coca-Cola eran miembros del partido Nazi y habrían tenido en sus embotelladoras a prisioneros judíos haciendo trabajos forzados.

Cuando en Japón se dijo “importar Coca-Cola equivaldría a incorporar los males de Occidente”, no se tuvo en cuenta que la bebida entraba por contrabando por medio de los soldados desde las bases norteamericanas instaladas en ese país.
Una vez terminada la guerra, con la ayuda de EEUU para reconstruir Japón se pudieron abrir embotelladoras en el país nipón, Coca-Cola eligió para su distribución a empresas como Mitsubishi, Kikkoman, Kirin, Fuji o Sanyo.

Eisenhower llega a la presidencia de Estados Unidos tras ser gerente de la Coca Cola pero no fue el único ligado a los intereses de Coca-Cola, ni hay que tomarlo como una relación casual, pues se sabe que mas allá de formas y estilos, quienes determinan la política de Estados Unidos y la política que esta nación ejerce en el mundo, son las 200 corporaciones que la sustentan y determinan la política de acuerdo a sus intereses, algo muy lejano al bien común y de la humanidad. El presidente Kennedy le ofreció la Embajada de Estados Unidos en Inglaterra al presidente de Coca-Cola, Robert Woodruff pero este rechazo la oferta. La Embajada en Inglaterra era un puesto clave, especialmente porque las corporaciones norteamericanas desde allí realizaban sus negociaciones durante la Guerra Fría, como por ejemplo, las que realizaba Coca-Cola con la China de Mao Zedong.

Otro presidente de compañía, Paul Astin fue no solo amigo de Jimmy Carter, sino que se ocupo de su campaña para la Gobernación de Georgia. Coca-Cola ponía a su disposición aviones y limosinas y una vez gobernador, los “hombres negros” de Coca-Cola lo acompañaban en sus viajes y asesoraban en todos los países en cuanto a la cultura, política y situación económica de cada nación.

Cuando Nixon ligado a los intereses de Pepsi llego al poder, la situación fue algo diferente, al firmar un acuerdo para abrir embotelladoras de Pepsi en la URSS, Coca-Cola respondió con una publicidad que es recordada como la mejor de la historia, un aviso pacifista en medio de la guerra de Vietnam donde se escuchaba: “Me gustaría hacer del mundo un hogar, quiero enseñar al mundo cantar, enviar un mensaje de paz”. Coca-Cola así dejaba a Nixon y Pepsi del lado de la guerra, por perder el mercado soviético en gran escala, sin embargo, con el desembarco de los soldados norteamericanos en Vietnam y pese a su hipócrita pacifismo, se abrían embotelladoras para la producción en el país atacado. Aun así, Coca-Cola logra años mas tarde patrocinar las Olimpiadas de Moscú.

Como se ha visto, ir en contra de los intereses de Coca-Cola no era bueno para alguien que quería ser presidente de la Nación más poderosa del mundo. En plena campaña presidencial, Jimmy Carter que habia contado con la “ayuda” de Coca-Cola para la gobernación y los negocios de distintos países para su estado, contrata los servicios del personal mercadotécnico de Coca-Cola. La compañía luego de Nixon, no confiaba demasiado en el presidente y en una cena para aclarar si defendería los intereses corporativos, Carter declaro: “Yo seré aun aliado de las empresas”. Y directamente nombró como parte de su gabinete a figuras de Coca-Cola: Charles Duncan se convirtió en subsecretario de Defensa (antes de pasar ala Secretaria de Energía); Joseph Califato obtuvo el Ministerio de Salud, Educación y Bienestar social, entre otros. Los empresarios de Coca-Cola asaltan el poder, lo que años más tarde harían los empresarios de la industria bélica y farmacéutica, entre otros. Pues cabe recordar que la embotelladora Schweppes es del grupo Carlyle de los Bush y Soros, el que provee la defensa al ejercito de Estados Unidos actualmente además de embotellar Seven Up. Por lo tanto, la relación entre refrescos y guerra es más bien intima y cuestión de diversificación.

Pero volviendo a Carter, este declaraba: “Tenemos nuestra propia representación del Departamento de Estado en la compañía Coca-Cola. Ellos me proporcionan, por adelantado, los informes acerca de un país determinado, cuáles son sus problemas, quiénes son sus dirigentes y cuando iré allí, además de presentarme a los líderes de esas naciones”. La mercadotecnia de Coca-Cola sobre la imagen de Carter fue infalible, todavía hoy se lo recuerda como un defensor de los derechos humanos pese a vender armas y Napalms a Suharto que mataron a un millón de personas en Timor e Indonesia y donde los agentes de la CIA como el padrastro de Barack Obama, ofrecían ayuda estratégica al dictador.

Tampoco cesó la ayuda a la contra nicaragüense, el desembarco para la tortura en Guatemala ni las negociaciones para realizar un golpe de Estado en Argentina. Carter subsidio con fondos públicos el azúcar para Coca-Cola y se encargo con su “mensaje de paz” de que Coca-Cola llegara a países socialistas como Bulgaria, Rumania, Checoslovaquia y la Republica Popular China quien firmo el contrato con Coca-Cola días antes de que se normalizaran las relaciones. Con estas incorporaciones y las negociaciones con Rajiy Gandhi, Coca-Cola llega a tomarse mas que el agua corriente por una perversa razón: donde Coca-Cola se instala se asegura una fuente de agua y donde mas escasea el agua para la población, mas se venden sus productos, lo que lleva a pensar que la contaminación de ríos y pozos de agua con residuos tóxicos es adrede pues incrementa sus ganancias notablemente.

Para los 70 y 80 Estados Unidos y los organismos multilaterales comienzan a presionar para que se adopten sus recetas económicas que llegan a su punto álgido en los 90: liberalización y abandono del proteccionismo en la economía, desmantelamiento del Estado de Bienestar, apertura a la inversión y transnacionales extranjeras aun cuando ello implicara acabar con las industrias nacionales y la subsistencia campesina.

Para acabar con las conquistas de los trabajadores urbanos y rurales hubo que acabar primero con la resistencia a la implantación de ese modelo, ya sea comprando presidentes o amenazándolos de muerte –como demuestra John Perkins en su libro “Confessions of an Economic Hitman-.ya sea mediante golpes de Estado o guerras civiles, la llegada del modelo neoliberal y las corporaciones norteamericanas que necesitaban trabajadores esclavos, semi-esclavos y precarios para aumentar sus ganancias a puntos indignantes, costo la sangre de mas de medio millón de latinoamericanos ultrajados, torturados, desaparecidos y asesinados bajo la bota de la Doctrina de Seguridad Nacional.

Cuando todo eso estuvo hecho, Coca-Cola financio la campaña de George W. Bush con centenas de miles de dólares, que le permitió reingresar a Irak luego de 35 años pues en Medio Oriente la resistencia a Coca-Cola por su apoyo y envío a las tropas de Israel y Norteamérica mientras bombardeaban países árabes, fue mayor. El aporte a George W. no nos debe extrañar, ya que por mas que este sea dueño de Carlyle Group, embotelladora de Seven Up, también es dueño de Chiquita Brands cuyos directivos se sientan en el directorio de Coca-Cola y han sido hallados culpables de financiar paramilitares para matar sindicalistas y trabajadores en Colombia que a su vez son los mismos que se contratan como tercerizados para torturar en Irak.

125 años prohibiendo sindicatos, precarizando el empleo y asesinando trabajadores.

Desde sus comienzos, cuando tenían 20 trabajadores y mujeres y niños en plantaciones de algodón, Coca-Cola se negó a la sindicalización de sus obreros y este sistema se tomo como modelo a seguir para esta fase del capitalismo para las corporaciones de todo el mundo. El modus operandi hasta la actualidad siempre fue: contratos temporales o hacer firmar despidos voluntarios, cerrar la embotelladora, volverla abrir con otro nombre y sin prestaciones, en ocasiones dándose de quiebra para dejar a los trabajadores en la calle.

Así fue en Estados Unidos y cuando la lucha en ese país complicaba las cosas, se extendió al resto del mundo. En Estados Unidos los afroamericanos demandaron no hace 50 años sino en los años 2000 porque todavía cobran por igual tarea menores salarios que los hombres blancos. Los únicos que ganan en Coca-Cola son los directivos, según el accionista Elton Shepherd desde 1983 se han distribuido 1.5 billones de dólares en acciones, 660 millones de dólares repartidos entre tres directivos. Sin embargo, el sueldo óptimo que sugiere Coca-Cola para sus trabajadores poco calificados es de 1 dólar por hora, el presidente de Coca-Cola gana 6.000 dólares por hora. Así un trabajador colombiano trabaja desde las 6 de la mañana a las 9 de la noche debería trabajar dos años para ganar lo que el presidente de la compañía gana en una hora.

Guatemala: Escuadrones de la muerte al servicio de Coca-Cola

El abogado de los trabajadores asesinados, Enrique Torres en el documental “El caso Coca-Cola” relata que los asesinatos comenzaron hacia fines de los 70 y siguieron en los 80. Primero los “escuadrones de la muerte” asesinaron al Secretario General del sindicato de trabajadores de alimentos, para que los trabajadores no se afiliaran, cada nuevo Secretario era asesinado y así sumaron cuatro los dirigentes sindicalistas asesinados, hasta que disolvieron el gremio.
Se cuentan 8 trabajadores muertos, sin embargo se calculan muchos más con sus familias que nunca fueron reclamados, algunos asesinados dentro de los camiones de Coca-Cola, otros torturados y abandonados dentro de la fábrica o cerca para “ejemplificar” a los obreros. Coca-Cola nunca se hizo cargo, la franquicia se vendió y los asesinatos cesaron hasta 2006 donde dos sindicalistas, José Armando Palacios quien trabajo 27 años para la empresa, comenzó a ser amenazado de muerte tras afiliarse al sindicato SITINCA, irrumpieron en su casa amenazando a el y a su familia de muerte, lo despidieron y tras pedir la reincorporación mataron a un hombre parecido al poco tiempo delante de su casa, se vio obligado a huir a los EE.UU y su familia se mantiene escondida.
José Alberto Vicente Chávez, habia sido un líder sindical reconocido durante los 90, en 2008 tras una negociación de trabajo colectiva y volviendo a su casa hombres armados atacaron a su familia; su hijo y sobrino fueron asesinados y su hija fue violada. Por el boicot internacional a Coca-Cola, fueron asesorados para llevar el caso a una corte de Nueva York que fue presentado en 2010.

Colombia: Coca-Cola paga paramilitares pero no mejora las condiciones de trabajo

Durante los 90 Coca-Cola, que en Colombia maneja parte de la industria cafetera y de cerveza y parte de su directorio, Chiquita Brands (de Bush) así como Nestle se ocuparon del la contratación y financiación a paramilitares para asesinar a trabajadores, romper huelgas y asesinar a dirigentes sindicales de SINALTRAINAL (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Colombia).

El primero fue Avelino Achicanoy Erazo: asesinado de un tiro de arma de fuego en el oído derecho el 30 de julio de 1990, en plena huelga, debido a que la empresa se negaba a negociar el pliego de peticiones que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de las Gaseosas en Colombia “Sintradingascol” -Sinaltrainal- había presentado a su consideración. Avelino era miembro de la Junta Directiva del sindicato e integrante del Comité de Huelga de Sintradingascol.
Luego le siguió Jose Manco David, dirigente de Sinaltrainal asesinado el 8 de abril de 1994.
A los 12 días le siguió el asesinato de Luis Giraldo Arando, trabajador durante 17 años, miembro del Sindicato.
Luis Gómez Granados fue asesinado por ser dirigente de Sinaltrainal. Fue asesinado delante de su esposa y sus hijos en la puerta de su casa en el municipio de Carepa el 23 de abril de 1995.

Al año siguiente, asesinaron a Isidro Segundo Gil Gil, trabajador y dirigente. El último cargo sindical que desempeño fue el de Secretario General de Sinaltrainal y miembro de la comisión negociadora del pliego de peticiones que los trabajadores le habían presentado a la empresa el 30 de noviembre de 1996 y que ésta se negó a negociar. Fue asesinado dentro de las instalaciones de la planta y en su puesto de trabajo el 5 de diciembre de 1996. Su hermano Martín Emilio Gil Gil, asesor de Sinaltrainal en esta negociación, había tenido que renunciar a la misma empresa debido a las continuas amenazas de muerte.

El 18 de noviembre de 2000, Alcira Del Carmen Herrera Pérez, esposa de Isidro Segundo, fue sacada de su casa de habitación y asesinada a pocos metros.

Guillermo Gómez Maigual era trabajador y dirigente sindical, se suicidó por envenenamiento el 20 de abril de 1998 dentro de las instalaciones de la Embotelladora a raíz de la difícil situación económica en que se encontraban los trabajadores y sus familiares, debido a que desde el 1 de Junio de 1996 Coca Cola le canceló el contrato de franquicia a la EMBONAR Ltda., lo que ocasionó el cierre de la planta y el despido de los 150 trabajadores, el aniquilando de la Convención Colectiva de Trabajo y de la organización sindical en Pasto. Dentro de sus ropas fue encontrada una nota en la informaba que había tomado esta decisión debido a “la crisis total” en que se encontraba.

El 31 de Agosto de 2002 Adolfo Munera López extrabajador de Coca-Cola fue asesinado en la puerta de la casa de su madre. Era Vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, ocupó varios cargos directivos en Sinaltrainal y en la Junta Comunal del barrio donde vivió.

Se sumarian a estos casos de líderes sindicales, unos 112 trabajadores desaparecidos y otros cientos acusados por la empresa de ser guerrilleros y subversivos que estarían detenidos y encarcelados en las cárceles de Colombia. La muerte de estos trabajadores y sindicalistas, por razones obvias no fue denunciada en Colombia sino en Estados Unidos, donde Terry Collinsworth un abogado de derechos humanos con la ayuda de la Unión de Trabajadores de Acero de Estados Unidos presento el caso, pese a la negativa de la casa matriz.
Coca-Cola negó su responsabilidad, sin embargo a medida que el juicio avanzaba ofreció al abogado un trato: “Si se tratara de trabajadores norteamericanos deberíamos ofrecer centenas de millones de dólares pero tratándose de colombianos, en fin, sudamericanos, ofreceremos un millón de dólares para todos”.
Los sudamericanos, al parecer son de cuarta categoría para Coca-Cola.

Pero los colombianos prefirieron no aceptar el trato, pues dijeron “su dignidad no estaba en venta, querían mejores condiciones y respeto hacia los derechos humanos y no, una recompensa económica para callarlos que era el trato. Prefirieron seguir difundiendo su lucha que se logro eco en varios países y más de 300 universidades de todo el mundo. Durante las audiencias un congresista estadounidense acusó al abogado de tener afiches del Che Guevara en su oficina y lo invitaron a retirarse de la audiencia por ser “comunista y antipatriótico”, Coca-Cola fue sobreseída. Hipócritamente, el libro digital “Razones para un mundo mejor” que lanzo Coca-Cola para Latinoamérica en su pagina, tiene una frase del Che Guevara sobre la Revolución.

El Boicot a Coca-Cola se hace en todas partes del mundo y la campaña en Estados Unidos “Stop Killer Coke” encabezada por Ray Rogers al parecer le pega donde a Coca-Cola mas le duele: en la difusión publica que “mancha” a la Coca-Cola ofreció a Rogers 10 millones de dólares para abandonar la campaña, Rogers dijo porque no invertía eso en condiciones de trabajo dignas, eso no esta en discusión para Coca-Cola que prefiere bombardearnos con publicidades felices antes que pagar un sueldo digno a sus empleados.

El Salvador: El azúcar de los productos de Coca-Cola lo producen niños de 8 años

Según el informe de Human Rights Watch realizado entre 2003 y 2007 de 5.000 a 30.000 niños y niñas salvadoreños, algunos de tan sólo 8 años de edad, están trabajando en las plantaciones de caña de azúcar.

Las niñas se ocupan principalmente de ir sembrando caña detrás de un tractor, la maquina no para y las niñas y mujeres cultivan por día 7000 metros, el equivalente a una cancha de fútbol.

Los niños trabajan en la cosecha de caña de azúcar desde los 8 o 9 años, los machetes y demás herramientas cortantes y pesadas suelen lastimarlos ya que no tienen la destreza ni la fuerza y deben trabajar muy rápido. Suelen llenarse de tajos en piernas y pies y rebanarse dedos según las maestras que dicen tristemente, que los niños dejan de estudiar porque los contratan en horario escolar. Como el trabajo es en negro y cuesta 2 dólares ir al medico, siguen trabajando y suelen infectarse. El polvillo que libera la caña causa daños irreversibles.

Tras el Informe, Human Rights Watch intimo a Coca-Cola por explotación infantil y no respetar los derechos del niño, Coca-Cola mostrándose insensible ante las fotos de niños mutilados por el uso temprano de machetes respondió que ellos no tienen responsabilidad sobre los problemas laborales del Salvador, solo le compran a un Ingenio. Nuevamente, a través de la subcontratación justifican violar los Derechos Humanos, los Derechos del Niño, las Convenciones Internacionales y la legislación del Salvador para comprar azúcar barata.

México: Cuando un gerente de Coca-Cola llego a la presidencia

México es el segundo país del mundo en consumir Coca-Cola, mucho más luego de que Vicente Fox, un gerente de Coca-Cola llegara a la presidencia gracias al apoyo financiero y mercadotécnico de la corporación norteamericana.

La explicación del consumo es por la gran cantidad de comida rápida pero también por una razón perversa: 12 millones de mexicanos no tienen acceso al agua y deben comprar refrescos y agua envasada para no deshidratarse.

Coca-Cola también es ampliamente producida en México, un acuerdo que pone en peligro los suministros de agua del país y socava el control indígena de los recursos naturales. Toma tres tazas de agua hacer una taza de Coca-Cola.

Desde el año 2000, Coca-Cola ha negociado 27 concesiones de agua del gobierno mexicano que con ayuda del Banco Mundial ha conseguido la privatización de agua y tierras, 19 fueron para la extracción de agua de los acuíferos y de 15 ríos diferentes, algunos de los cuales pertenecen a los pueblos indígenas, otras 8 para el derecho de Coca-Cola de volcar sus residuos industriales aguas publicas.

Una sola planta de Coca-Cola en Chiapas, utiliza 107.332.391 litros de agua. Sin agua campesinos e indígenas abandonan sus tierras para trabajar en la ciudad o parten a EEUU. La crueldad de Coca-Cola es tan grande que es en Chiapas donde mas se vende, no solo por que les saquean el agua, sino porque Coca-Cola pidió a Fox que el gobierno subsidie el refresco para los indígenas debido a lo caro del precio de la leche, por lo tanto, aprovechándose de la falta de agua potable (que ellos usan) y del precio de la leche, los indígenas y campesinos se ven obligados a comprar una Coca-Cola a 2 el litro, mientras la leche cuesta 6 para no deshidratar a sus hijos.

Mientras tanto, contaminar el agua, es un negocio redondo. Sin embargo, los indígenas de Chiapas son los que mas se han ocupado de denunciar y de difundir en boletines la verdadera cara de Coca-Cola donde hasta los trabajadores de cuello blanco de la compañía son tercerizados, como el caso Alvarado, un ejecutivo mexicano que se negó a destruir 700 negocios mexicanos competencia de la corporación y fue despedido, la empresa niega que haya sido contratado alguna vez por Coca-Cola.

Argentina: Muertes por trabajo precario, despidos voluntarios, contaminación del Riachuelo

En Argentina las condiciones laborales son las mismas, el Partido Socialista de los Trabajadores (PTS) y el Ceprodh apoyaron la lucha contra la patronal de la embotelladora Femsa Buenos Aires para poder sindicalizar a los obreros. Los trabajadores eran obligados a desafiliarse del sindicato como condición para entrar en la empresa, donde no se contemplaba antigüedad, se los hacia trabajar domingos, feriados y horario nocturno sin compensación y además eran despedidos sin indemnización ni justificación ante la sospecha de querer sindicalizarse como ocurrió con Alejandro Victoria en 2005, cuya esposa estaba embarazada. El sistema era vigilarlos con cámaras ocultas.

En 2006 muere un joven de 21 años en la planta de Pompeya aplastado por una maquina, trabajaba hacía 4 días y la muerte se podría haber evitado de haber sido capacitado, pero la empresa en lugar de capacitar prefería los contratos temporales. Tras una lucha de 15 años y tras amenazas y golpizas, lograron sus primeras elecciones de delegados en 2007.

Otra lucha, contra la embotelladora Coca-Cola Polar –de capitales chilenos- en Neuquén se libra por estos días, el conflicto viene desde septiembre del año pasado cuando los trabajadores fueron despedidos y luchaban por ser reincorporados. Tras ganar la lucha obrera, la empresa vuelve a despedir y se rumorea un vaciamiento. Tal como se hacía en Estados Unidos, tal como se hizo en Colombia, la estrategia es cerrar la fabrica, dejar a los obreros en la calle sin cobrar y luego volver a abrirla bajo otro nombre con condiciones todavía mas precarias, menores sueldos, en negro y por tiempo limitado, obreros baratos y descartables.

En Argentina, Coca-Cola y Sprite son las mas consumidas y luego de México, las que mas ganancias le dan a Femsa, embotelladora que resistió 15 años la sindicalización de los trabajadores en Buenos Aires, la que compro las embotelladoras de Guatemala y Colombia, la misma que en México contamina, en Buenos Aires también saquea el agua gracias a la privatización menemista de las aguas y contamina el Riachuelo con desechos tóxicos mientras nosotros pagamos con impuestos su limpieza y terminamos comprando su agua envasada para niños y bebes por la cantidad de cloro que tiene el agua corriente que ellos mismos llenan de tóxicos como en un circulo vicioso en el que siempre perdemos.

Esta embotelladora es propiedad de Gustavo Cisneros, el hombre más rico de Sudamérica con 6000 millones de dólares, dueño de medios en Venezuela, empresas de todo tipo en Internet, televisión, grafica, etc. Amigo personal de George W. Bush y quien financió el golpe a Hugo Chávez en 2002. La capitalización bursátil de Femsa de US$ 9500 millones, Un tercio de sus ventas en el Mercosur –facturó US$ 1770 millones en 2008– se generan en la Argentina

Lo mismo se repite en las plantas de Bolivia, Filipinas, Turquía, la India, China y otros países, las muertes, la precarizacion, la contaminación y la represión. es particular el caso de África, allí ONG comenzaron un boicot por la negativa de Coca-Cola a brindar tratamiento contra VIH/Sida a sus trabajadores y trabajadores, Coca-Cola tiene 146 plantas embotelladoras y enlatadoras en todo el continente y 76 diversas sociedades de embotellamiento, hasta la fecha no subvenciona planes para entregar tratamiento médico para los 100.000 trabajadores del “sistema”, los cuales generaron, solo en el 2001, una ganancia de 261 millones de dólares en ingresos netos sobre 621 millones de dólares en ventas. En la foto, Coca-Cola aparece como solidaria al contratar personas con Sida, pero en realidad el salario para ellos es menor y no tienen cobertura medica para ellos ni para sus familias, trabajan hasta morir y la empresa alude que no tiene responsabilidad sobre los tercerizados, mientras disfruta de sus ganancias y vacuna a sus ejecutivos blancos con antivirales de todo tipo…

El Presidente de Coca-Cola por seis decadas dijo alguna vez: “Surgirán roces y aflicciones, Los hombres se sentirán sumamente irritados, y sus sentimientos se pondrán a prueba (…) pueden surgir guerras. Podemos sobrevivir a ellas. Pueden desatarse revoluciones. Y nosotros subsistiremos. Los cuatro jinetes del Apocalipsis pueden cabalgar sobre la Tierra y volver y Coca-Cola seguirá existiendo.”

Pero también alguien dijo alguna vez: “Hemos sido manipulados para creer que el poder de la pirámide esta en la cima y no es así. La cima de la pirámide esta allí porque el resto, la base la sostiene. Estamos sosteniendo esto juntos. Nosotros, los no poderosos sostenemos a los poderosos allá arriba con nuestro consumo, con nuestro consentimiento, con nuestra indiferencia, con nuestro silencio. Y ellos lo saben. Están aterrorizados de que nos demos cuenta de eso.

Tres directivos de Coca-Cola ganan 6000 dólares por hora, millones por año. El 96% de la población mundial, nosotros, mantenemos a un 4% que como Coca-Cola decide la vida y muerte de las personas y concentra la riqueza del mundo, gastan millones en publicidad para que no nos demos cuenta, para mantenernos engañados, para vendernos porque encima compramos, espejitos de colores… ¿Qué pasaría si tomáramos conciencia de que somos miles contra unos pocos? Tienen que mantenernos presionados, manipulados, entretenidos para que no tomemos conciencia de nuestro poder porque si uno se rebelara, podrían rebelarse miles…si 8 colombianos pudieron hacer llegar su voz para un boicot mundial, si chiapanecas sin medios ni agua pudieron levantar su voz y ser conocidos en todo el mundo… ¿se imagina lo que podríamos hacer miles?

Tenemos el arma más valiosa: nuestro pensamiento y nuestra palabra para acabar con la impunidad de unos pocos a los que hemos sostenido durante más de un siglo.

No seamos cómplices, no sigamos financiando con nuestro consumo las balas que matan y los palos que reprimen a nuestros hermanos.

(*)

Estudiante de Sociología Universidad de Buenos Aires

Correo electrónico: yesicaleila@hotmail.com

Fuentes:

“Asi nos organizamos en Coca-Cola” en www.pts.org
“Boicot mundial a Coca-Cola” en www.sinaltrainal.org
“Caso Coca-Cola en Guatemala” por Comision Interamericana de Derechos Humanos- Organización de Estados Americanos en www.cidh.oas.org
“Coca-Cola beneficia el trabajo infantil en los campos de caña de azucar” por Jim Lobe en www.stopkillercoke.org
“Coca-Cola mata: muere obrero en la planta de Pompeya” por Corresponsal en www.pts.org
“Coca-Cola piensa duplicar ganancias para 2020” en www.negociosyemprendimiento.com
“Coca-Cola restringe la asistencia para sus empleados con Sida por Haider Rizvi en www.highbeambussiness.com
“Coca-Cola, Sufrela” por Gustavo Castro Soto en www.ciepac.org
“Colombia: Sindicalistas en riesgo” por Amnistia Internacional en www.es.amnesty.org
“Crímenes de Coca-Cola por pais” en www.stopkillercoke.org
“Elecciones en Planta Alcorta” en www.pts.org
“Enjuiciadas Coca-Cola, Nestle y Chiquita Brands por Observatorio Social de Empresas Transnacionales en www.voltaire.net
“Entrevista a Edgar Paez, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de alimentos, Colombia” en www.pts.org
“Femsa por dentro” en www.apertura.com
“Guerra a la Coca-Cola en www.losrecursoshumanos.com
“Jimmy Carter and Human Rights: Venid the Media Myth by Jeff Cohen and Norman Solomon en www.fair.org
“La antisocial y psicopata corporación Coca-Cola por Miguel Pickard en www.ciepac.org
“La cara oculta de Coca-Cola” por Klauss Werner y Hans Weiss en www.rebelion.org
“La historia negra de las aguas negras”por Gustavo Castro Soto en www.ciepac.org
“Neuquén: Gran triunfo de los trabajadores de la Coca-Cola” por Corresponsal en www.pts.org
“Neuquén: una semana de paro en Coca-Cola” en www.org.ar
“No Logo”, Naomi Klein
“Oidos sordos: el trabajo infantil peligroso en el cultivo de caña de azucar en El Salvador” por Human Rights Watch en www.hrw.org
“Petitorio por situación de trabajadores en Coca-Cola” en www.pts.org
“Quilmes, Coca-Cola y Coto contaminan el Riachuelo” por redaccion 24CON en www.elargentino.com
“Responsabilidad de las empresas transnacionales y en particular de la compañía Coca-Cola sobre la magnitud del fenómeno del Sida en Africa” en www.ciepac.org
“Sobre la complicidad de empresas norteamericanas con la Alemania de Hitler” por Insurgente en www.nodo50.org
“Solidaridad con los despedidos de Coca-Cola Polar” por PTS-Neuquen en www.pts.org
“The Coca-Cola case” en www.youtube.com
“Toma de las plantas de Coca-Cola en Neuquén” por Mundo Obrero en www.pts.org