Asia, Kurdistán, Noticias — 28/03/2014 a 10:49 am

KURDISTÁN: NEWROZ 2014

image_print

 

 

El espíritu de la libertad nunca podrá romperse

Newroz en Kurdistán Norte, Sur, Este y Oeste es un tiempo de paz y alegría. Esto a pesar de la continua represión del que son objeto los kurdos y kurdas. Newroz es momento de celebración. Y lo que se celebra es la libertad, el derecho a la existencia de un pueblo que nunca inclinó su cabeza.

Con el tiempo Newroz se ha convertido en un momento en que las palabras hablan de paz. Y ha sido el dirigente del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, quién ante todo ha hablado de paz mientras que otros solo hablan de guerra.

Ya el año pasado fue un Newroz histórico, como todo el mundo dice. Öcalan envió una carta para ser leída a los millones que celebraron el Newroz en Amed (Diyarbakir) y en otros lugares. Y este año, una vez más vuelve a refrendar el mensaje de paz:

“El período de la lucha armada está terminando, y la vía de la política y la democracia se está abriendo. Estamos comenzando un proceso centrado en los aspectos políticos, sociales y económicos. Un entendimiento basado en los derechos democráticos, las libertades y la igualdad es cada vez más necesario”.

Öcalan en su carta destacó que “Hemos sacrificado gran parte de nuestra vida por el pueblo kurdo, pagamos un alto precio. Ninguno de estos sacrificios, ninguna de nuestras luchas, fueron en vano. Porque como consecuencia de ellos, el pueblo kurdo ha reafirmado una vez más su identidad y sus raíces, ahora hemos llegado al punto en que las armas deben guardar silencio y dejar que las ideas y la política tengan su protagonismo”

“En presencia de los millones de personas que prestan atención a mi mensaje, yo digo que una nueva era está comenzando. Una era donde la política adquiere prominencia sobre las armas. Ahora hemos llegado a la etapa de la retirada de nuestras fuerzas armadas. A los que creen en los posibles peligros de este proceso, pueden confiar en que este no será el fin del proceso ni el abandono de la lucha, sino un nuevo comienzo, estamos iniciando una lucha diferente.”

Öcalan terminó su mensaje diciendo ”Una gran responsabilidad recae sobre todos nosotros para crear un país igual, libre y democrático de todos los pueblos y culturas, como corresponde a la historia del Kurdistán y Anatolia. En este tiempo de Newroz, hago un llamamiento a los armenios, turcomanos, asirios, árabes y todos los demás pueblos, tanto como a los kurdos para contemplar la llama de la libertad y la igualdad – el fuego que se enciende aquí hoy – y abrazar como propia”.

Las palabras de Öcalan llenarán el aire de nuevo. Las provocaciones siempre estarán al acecho, pero la gente va a escuchar las palabras de su líder, cantar y bailar. Porque, como escribió en huelga de hambre el republicano Irlandés Bobby Sands, el espíritu de la libertad nunca puede romperse.