Latinoamérica, Nicaragua, Noticias — 19/09/2011 a 5:42 pm

Nicaragua. Claves de las elecciones presidenciales 2011

image_print

Nuevamente el pueblo nicaragüense acudirá a las urnas para elegir a los que serán sus máximos representantes, esta vez lo hará tras un periodo marcado por la buena administración del estado llevada a cabo por el FSLN, pese al boicot permanente de la oposición a todas aquellas iniciativas de impacto encaminadas a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos nicaragüenses, especialmente transcendentales para las inmensas bolsas de pobreza generadas por los 16 años de neoliberalismo que ejercieron el poder en beneficio del bloque oligárquico-burgués, cuyo proyecto de nación se debe enteramente a las directrices marcadas por las “metrópolis” y sus órganos de expansión de la ideología neoliberal-feudal-capitalista al servicio de los oligopolios supranacionales… Sin olvidar que las políticas del miedo que dominaron otros ejercicios electorales ya no surten efecto en una población que ha visto transitar por las esferas de gobierno a sucesivos gobiernos neoliberales, gracias a esas consignas hoy desmentidas, y que jamás dieron respuestas a los elementales problemas sociales…

Así, asistimos la llegada de un bloque opositor carente de proyecto, cuyo único fin en el ejercicio de su cometido ha sido despreciar los proyectos de orden social y desarrollo generados por el gobierno, deslegitimar la acción de las instituciones del estado, etc.; con el fin único de provocar una sensación de ingobernabilidad que les permitiera alcanzar el poder a través del desgaste del FSLN y del sandinismo como movimiento revolucionario…

Ejercicio de poder

El FSLN llega al poder en minoría, esto implica que para mantener la gobernabilidad de país debió recurrir a toda las figuras legales posibles que le permitan desarrollar su proyecto político, mas cuando el conjunto opositor desarrolló una política de bloqueo institucional que alcanza su máxima expresión en la huelga ejecutada en la Asamblea Nacional… ¿Puede el estado ponerse en huelga en contra del estado? ¿Puede el estado ponerse en huelga y con ello detener proyectos sociales como así ocurrió?

En esta realidad el FSLN-GRUN¹ en el gobierno cumple una gran contradicción, pues se trata de un partido político revolucionario de orientación socialista que se encuentra gobernando a través de instituciones neoliberales diseñadas al efecto por la democracia representativa burguesa, y gobernando a un pueblo que pretende alcanzar formas más avanzadas de relaciones sociales pero que en gran medida sigue atrapado en una cultura capitalista… En ésta coyuntura y dada la realidad minoritaria, el FSLN no podía provocar profundos cambios revolucionaria a través de la transformación institucional a medida de su proyecto, por cuanto lo único posible era hacer una administración, digamos benigna, de la cosa pública en favor de las masas empobrecidas.

Haciendo una lectura más programática se puede asumir que hay un proyecto en marcha que conjuga liberalismo, por cuanto trata de crear los mecanismo que permitan la industrialización de los sectores productivos en un país anclado en una economía precapitalista, socialdemocracia, pues trata de hacer una redistribución de la riqueza producida ocupándose de los sectores sociales vitales como salud, educación, alimentación, acceso a la vivienda, a la alimentación, democratizando la tenencia de los medios de producción, etc.-, a la vez que desarrolla su programa revolucionario especialmente visible en su proyecto de cooperativización autogestionaria del engranaje productivo, así como de los órganos creado al fin de integrar a la población en las esferas políticas, los Consejos de Poder Ciudadano (CPC); en cuanto, debe de entenderse que este periodo es para el Frente un punto de partida para el desarrollo del proceso transformado que representa para el conjunto social nicaragüense; o lo que es lo mismo… dentro de lo real, esto es lo posible… mientras aparecen las condiciones para poner en marcha la totalidad de proyecto revolucionario.

Oposición

Resulta nada convincente para una sociedad con altísimas tasas de pobreza provocada por las políticas neoliberales que ejecutaron cuando ocuparon el gobierno, pero más allá de esa realidad, se trata de una oposición que ha perdido los tempos políticos del entorno social… De hecho, la imagen que trasmiten se reduce al bloqueo institucional que han intentado en aras de rentabilizar el desgate del gobierno; estos sectores retardatarios no han comprendido que el auge del sandinismo como fuerza cohesionadora se debe sobre todo a la gestión económica, es decir la hegemonía cultural creciente del sandinismo se debe a la gestión de perfil social practicada, que puede ser tildada de asistencialista si se quiere, pero cabría preguntar qué otra alternativa hay cuando un estado se recibe al borde de convertirse en un estado fallido…

Es pertinente recordar que cuando el FSLN asume el gobierno, se encontraba contra una oposición altamente atomizada que representaba el 67%, el Frente Sandinista en ese momento era el partido político más respaldado por el votante pero minoritario en comparación al conjunto opositor…; en el transcurso del ejercicio esa relación se ha modificado, actualmente la intención de voto en favor del Frente está en torno al 60%… Lo que demuestra el acierto de sus políticas… y el colapso de los sectores opositores.

Institucionalidad

El objetivo fundamental de esa oposición atomizada en post del poder pero que actúa como un bloque en función de desacreditar a las instituciones, siempre ha sido provocar una sensación de ingobernabilidad… Así es como asistimos al bloqueo del relevo de funcionarios-magistrados claves del estado. Con el objeto de volverlas in-funcionales…

Dada esa realidad y procurando que el estado no se derrumbe desde el punto de vista de las instituciones, el gobierno prorroga mediante decreto –creados por gobierno anteriores- los periodos de los magistrados, es el caso de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Consejo Supremo Electoral (CSE); una acción altamente criticada por los sectores que evitaron el relevo; sin embargo, cabe observar dos elementos: primero, el decreto es un instrumento constitucional legítimo y legal; segundo, se empleó con el objetivo de que todas las instituciones afectadas, por otro lado indispensables para mantener la gobernabilidad y funcionalidad del estado, continuaran cumpliendo sus propósitos…

Medios de comunicación

El órgano más efectivo de los sectores opositores, efectivo porque los principales medios del país forman un bloque opositor paralelo en contra del gobierno mucho más cohesionador que los partidos políticos, es aquí donde nacen las consignas que dominan el discurso de ese sector político, entre los que destacan especialmente dos:

1. Dictadura: Curiosa dictadura diría Galeano, esa en la que las prioridades del estado es el desarrollo social encaminado a devolver la dignidad a los que habitan en los márgenes sociales, curiosa dictadura esa que ha conseguido convertir a Nicaragua en un país libre de iletrados, ratificado por la UNESCO, curiosa dictadura esa que ha procurado la reducción de la desigualdad social, y un largo etc.

2. Libertad de expresión: Otro manido argumento que puede ser desmentido con el simple hecho de darle un vistazo a los medios de comunicación; por ejemplo El Nuevo Diario y La Prensa. Señalar que el constante ataque de estos órganos al estado, la institucionalidad, y al gobierno, ha tenido un efecto diferente al buscado, y no es otro que la pérdida de credibilidad de estos órganos que en otro tiempo eran sacrosantos creadores de opinión y tendencia política…, lo que ocurre debido a que la población observa los resultados del ejercicio de administración del GRUN y que no se corresponden con las furibundas versiones de los medios.

Estos órganos son los que nutren con sus noticias a los consorcios informativos globales al respecto de la realidad nicaragüense… De estos reciben gran eco mediático…

Candidatura

La reforma constitucional impulsada por el MRS luego de haber secuestrado el poder político otorgado al FSLN por el pueblo sandinista…, prohibía explícitamente la capacidad de reelección del presidente y de los alcaldes a través de los artículos artículo 147 y 168.

En el análisis de los elementos jurídicos se encontró que había una contradicción elemental entre el derecho y el regulador por lo que se acude al CSE para que diera una resolución al respeto, este órgano entiende que no es su papel ocuparse de estos conflictos legales por lo que remite a la CSJ que emite una sentencia que invalida los artículos; lo hace al considera que entre otras cosas los artículos violan los derechos inherentes al soberano, el pueblo elige libremente a sus representantes, así como el principio de igualdad consignado en la primera constitución política que fue desarticulado por las reformas emprendidas por los sectores opositores y que resultó en la anulación de ese elemento fundamental de la constituyente del 87; es decir, esa reforma negó la capacidad de reelección que tenían los funcionarios mencionados dejándolo como derecho exclusivo de los diputados que en última instancia fueron quienes aprobaron la reforma…, esto rompió el principio de igualdad.

En ese sentido, al haber una resolución referente a las contradicciones de los derechos y reguladores, prevalece el derecho y los artículos pierden su efecto… Es entonces cuando la Asamblea Nacional debe de actuar reformando los artículos referidos, ésta sólo tiene dos opciones: invalidar la reelección para todos los cargos públicos o validarla para todos; la misma no lo hace, observemos que esta institución está en manos de la oposición, por cuanto, es presumible que los diputados evitan actuar al respecto para mantener sus estatus y sus posibilidades de reelección, así como el ya mencionada bloqueo institucional.

Reelección

Este es el gran argumento opositor, el gran mantra; sin embargo la reelección no se ha producido, pues lo único que pueden permitir las instituciones de la república es que el candidato del FSLN pueda presentarse en el ejercicio electoral.

Tómese en cuenta que la reelección del comandante Ortega sólo será posible si el recibe un respaldo mayoritario del pueblo soberano, quien además lo hará en base a la evaluación que haga de la gestión en curso que él dirige y representa…

A futuro

En el próximo ejercicio electoral no está en duda de que le FSLN ganará las elecciones derivado de las gestión de carácter social…, de hecho lo más interesante es saber el margen con que se ganarán las elecciones, pues más importante que retener el poder para avanzar en el desarrollo del proyecto revolucionario –el poder, de hecho coercitivo, dada la coyuntura en la que se desenvuelve el FSLN como movimiento revolucionario, es un instrumento transformador no despreciable; recordemos que el poder es mejor administrarlo para hacer los cambios que sufrirlo para defenderlos- es conseguir mayoría cualificada para emprender los cambios necesarios que permitan consolidar las transformaciones hechas a la fecha y hacerlas parte integral de la funcionalidad del estado…, así como provocar aquellas que por el gobierno en minoría no se han podido poner en marcha; y de hecho continuar las transformaciones que permitan que esos cambios sean irreversibles.

En esencia, la mayoría cualificada es una posibilidad real tangible, y es esa la razón por la que el nuevo discurso opositor se encamina a deslegitimar el proceso electoral propiciando sospechas de fraude al respecto del mismo…, pues de consolidarse implicaría la puesta en marcha en toda su magnitud de un modelo que romperá definitivamente al sistema que el bloque oligárquico-burgués ha construido a medida de sus intereses…

Nota:

¹GRUN: Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Pedro José Madrigal Reyes. Militante del FSLN. Comité de Solidaridad Sandinista Casa Sandino.