Olimpiadas en Brasil: un legado de deudas, militarización y violencia contra la población


Represión policial, manipulación mediática y militarización de sectores populares son algunas de las consecuencias que ha dejado este evento deportivo internacional que tiene una enorme inversión en seguridad y se da en un momento complejo dentro de la coyuntura política brasilera. No hay que olvidar que cada vez que hay un mega evento de esta magnitud, como los Juegos Panamericanos o la Copa Mundial de Fútbol, son las favelas y los habitantes más empobrecidos del país quienes sufren los resultados de la minimización de los servicios públicos, la violación de derechos humanos y la privatización del espacio urbano para así garantizar la circulación del capital extranjero y la construcción de estructuras adaptadas para el turismo. 65.000 personas han sido desalojadas en esta ocasión.
Pero la protesta se organiza. La plataforma Mutirão Rio 2016 informará sobre el impacto social de las Olimpiadas para las poblaciones empobrecidas, los abusos policiales y las movilizaciones de protesta.
Por María Julia Giménez, para Brasil de Fato y la plataforma Mutirão Rio 2016

Desde la realización de los Juegos Panamericanos en Rio de Janeiro, en el 2007, pasando por el Mundial de Fútbol, en 2014, hasta los Juegos Olímpicos, este año, movimientos populares y colectivos organizados contra los impactos de los megaeventos deportivos han denunciado el aumento de la violencia contra la población –con desalojos y crecimiento de la militarización en las favelas– y la falta de transparencia en la gestión de la preparación de las ciudades-sedes, generando desequilibrio en el presupuesto público y negando a la población el derecho a servicios básicos.

“Nosotras no estamos contra los Juegos Olímpicos. Estamos contra la forma como esos megaeventos llegan a las ciudades, desconociendo las demandas reales y concretas de la población; e imponiendo un modelo de ciudad absolutamente distante de las necesidades reales de quien vive allí”, lamenta la economista Sandra Quintela, coordinadora del Instituto de Políticas Alternativas para el Cono Sur (PACS) y miembro del Comité Popular de la Copa y de las Olimpiadas de Rio de Janeiro.

En este sentido, el episodio más reciente fue la concesión de un crédito de 870 millones de dólares, autorizado por el presidente interino Michel Temer el último miércoles (29), destinado a la Seguridad Pública de los Juegos Olímpicos Rio 2016, que comienzan el próximo 5 de agosto.

El estado de Rio de Janeiro atraviesa una gravísima crisis económica, y esa medida, de carácter provisorio, fue tomada después de que el gobierno fluminense decretara el “estado de calamidad pública” por falencias financieras.

A pocos días del comienzo de los juegos, el panorama urbano de Rio presenta varias contradicciones. A pesar de que la crisis dificulta, por ejemplo, el pago de los salarios de funcionarios públicos y demandar ajustes en los gastos de educación y salud, los gastos con el megaevento olímpico alcanza los 11 mil millones de dólares, 3 mil millones más de lo previsto cuando Brasil se propuso como candidata a sede.

En entrevista a Brasil de Fato, Sandra afirmó que Rio de Janeiro adoptó el “modelo de ciudad mercancía, una ciudad para ser vendida a los mega emprendimientos”. “Las enormes estructuras turísticas dirigidas al exterior, al capital extranjero, a la privatización del espacio urbano… Hay un proceso de endeudamiento brutal sobre las cuentas públicas que dejaron una deuda muy grande, que aumenta la deuda social”, analiza la economista del PACS.

Privatización

El gobierno de Rio de Janeiro ha negado que la crisis del estado sea originada por los juegos, alegando que las dificultades financieras de deben a la crisis general y a la baja en el precio del petróleo, y que la gran mayoría de los gastos de las obras fueron financiadas con recursos de Asociación Público-Privadas (APP). Según lo datos del municipio, sólo el 43% de los gastos provienen del presupuesto público, mientras que el 57% viene de las APP.

Sin embargo, el PACS advierte sobre esta cuestión. “Por medio de estas asociaciones público-privadas, el Estado deja de arcar con todos los costos, pero también deja de recibir los lucros, como en el caso de las obras del metro, trenes y estadios”, explica la institución en su revista Rio de Gastos.

A partir de estas APPs, el Estado garantiza al capital privado ganancias por periodos de cinco a 35 años, aseguradas por contrato. O sea, ademas de ser otra forma de privatización de los servicios y responsabilidades públicas, aparenta a corto plazo tener una baja del gasto publico, comprometiéndolo a largo plazo.

Para Sandra Quintela, “los gobernadores pasan a ser gerentes de los intereses de ese capital, que tiene un papel fundamental en las ciudades por causa de la gran especulación inmobiliaria; o sea, para la expansión de las fronteras del mercado habitacional y de tierras. Entonces, vivir en la ciudad queda, realmente, en último lugar”.

Violencia

Según los datos recogidos por el PACS, 65 mil familias fueron removidas en nombre de las Olimpíadas en Rio de Janeiro. “Hay regiones enteras que fueron privatizadas. Por ejemplo, la región del Porto Maravilla, donde estaba el antiguo puerto. Allí nació la capoeira, el samba… Hoy, todo esta completamente gentrificado por un proceso de privatización y APP. Con los megaeventos deportivos, hubo una flexibilización sobre la definición de lo que es privado y lo que es público”, analizó Sandra.

El Comité Popular de las Olimpíadas defiende también que otro legado es el aumento de la violencia policial contra la juventud negra de favelas. Un informe realizado por Justicia Global indica que, entre enero y julio de 2015, 408 personas fueron muertas por la Policía Militar de Rio de Janeiro en sucesos registrados como “autos de resistencia” (lo que sería una legítima defensa del policía), lo que significa un aumento del 18,6% en relación al mismo período de 2014.

“Es impresionante que, en una ciudad extremadamente militarizada como es Rio, esa lógica se profundice en nombre de los megaeventos”, manifestó la economista. En el intento de mostrar al mundo que los morros [favelas] de la “Ciudad Maravillosa” están “pacificados”, el gobierno fluminense, con el apoyo del gobierno federal, ha aumentado los gastos y el numero de policías militares.

El Ministerio de la Defensa especificó que 18 mil militares serán colocados en las ciudades donde ocurrieron los juegos de fútbol (São Paulo, Manaus, Salvador, Brasília y Belo Horizonte), y Rio de Janeiro recibirá 20 mil hombres, siendo “aproximadamente 14 mil del Ejército Brasileño, 4 mil de la Marina y 2 mil de la Aeronáutica”.

Según los datos solicitados por las organizaciones Artigo 19 y Justicia Global a la Secretaria de Estado de Seguridad de Rio de Janeiro (Seseg), fueron adquiridos 4 mil equipamientos de protección individual, 18 mil balas de goma, 9 mil balas fumígenas coloridas (que sueltan pintura para marcar personas entre la multitud), 4.500 granadas de efecto moral, 4.500 bombas de gas lacrimógeno y más de mil sprays de gas pimienta.


COMUNICADORES INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA SE REÚNEN EN RIO DE JANEIRO PARA REALIZAR TALLERES DE MEDIOS LIBRES Y COBERTURA PERIODÍSTICA DE LOS IMPACTOS SOCIALES DE LAS OLIMPÍADAS 2016

Desde hace un año, integrantes de colectivos de comunicación del continente venimos preparando la minga Mutirão Rio2016 para reunir a diversos representantes de medios libres en la ciudad y compartir experiencias sobre el uso de la tecnología de la información en contextos extremos de violación de derechos.

Durante los juegos, diversas actividades serán realizadas buscando romper el cerco mediático de los grupos de comunicación comercial que se encuentran comprometidos en la promoción del espectáculo de “integración de los pueblos” y la propaganda deportiva.

La misión será disparar una alerta global de contra-información, revelando el contexto en que el evento está siendo realizado y cuáles son los impactos reales para los habitantes de la ciudad-sede. Fortaleciendo los lazos de la red de comunicación latinoamericana y sistematizando la experiencia, se busca compartir con medios independientes de futuras ciudades-sedes de mega-eventos internacionales e inspirar otras mingas de medios libres.

Están confirmados presencialmente cerca de 15 comunicadores de Perú, México, Chile, Guatemala, Ecuador, Estados Unidos y Brasil, que van a actuar como corresponsales internacionales para más de 30 medios de comunicación de todo el continente, generando una caja de resonancia para las voces de los impactados por los juegos olímpicos en Río de Janeiro.

Territorio Audiovisual

En julio de 2015 diversos colectivos presentes en el encuentro Video Para El Cambio, en México, conformaron la plataforma –Territorio Audiovisual– que concentra hasta ahora casi 500 videos producidos por estos grupos y mapeados en categorías de luchas y resistencias en el continente.

La propuesta fue, a partir de una metodología de “rescate de la memoria colectiva”, visualizar y mapear la presencia de lo audiovisual en los territorios en que actuamos, identificando las posibilidades de trabajo cooperativo y catalogando un repositorio de videos que sirvan a la educación popular y a las luchas sociales.

La producción audiovisual del Mutirão Rio2016 estará disponible en el mapa por categorías. Otros contenidos y materiales de los talleres serán compartidos en el portal Mutirão Rio2016.

www.mutiraorio2016.com/mutirao/

www.facebook.com/MutiraoRio2016/

Hacen parte del Mutirão Río 2016:

-Global

WITNESS

-America Latina y el Caribe

El Tambo

-Argentina

Antena Negra TV

CODASports

Colectivo La Tribu

Crónicas del Gatillo Fácil 

-Brasil

Colectivo Papo Reto

Girasol Comunicações

Midia Coletiva

-Chile

Agencia de Noticias Medio a Medio

El Ciudadano

Radio Comunitaria Villa Olímpica

Radio Konciencia

Radio Manque

Radio Placeres

Radio Kurruf

Radio JGM

-Colombia

Agrupación Vida de Colores

-Ecuador

Atakapi Video

Wambra Radio

-Guatemala

Red Tzi Kin

-México

Tequio Audiovisual

La Sandía Digital

Hij@s de la Tierra

Noticias de Abajo ML

Radio Zapote

Somos el Medio

-Perú

Tomate Colectivo

-USA

WeCopWatch 

El Grito de Sunset Park