Colombia, Latinoamérica, Noticias — 23/08/2011 a 8:49 am

Paramilitares atentan contra sindicalista

image_print

 

 

Colectivo de Colombianos/as refugiados en Asturias “Luciano Romero Molina”.

Mientras el gobierno del presidente JUAN MANUEL SANTOS vende la imagen falsa de que Colombia ya es un país seguro para los sindicalistas, dos sicarios que se movilizaban en una moto dispararon sus armas de fuego en repetidas ocasiones contra el compañero DUBAN ANTONIO VELEZ MEJIA, a la entrada de la sede sindical en Medellín, Colombia, hace 4 días.

Dubán quien residió en Gijón acogido en el 2004 por el programa Asturiano de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia, es Presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores del sistema Agroalimentario Sinaltrainal Seccional Medellín, integrante del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia CUT Subdirectiva Antioquia, y es candidato al Concejo Municipal de la ciudad de Medellín por el partido de oposición Polo Democrático alternativo, PDA.

Duván salió ileso del atentado gracias a la reacción inmediata de uno de sus guardaespaldas que resultó herido.

Condenamos esta acción criminal y señalamos que la ciudad de Medellín está literalmente tomada por la fuerza pública y por los grupos paramilitares cuya existencia insiste en negar el gobierno, recurriendo al artificio de cambiarles el nombre y llamarlos “bandas criminales emergentes”.

Exigimos del gobierno colombiano que se investigue y castigue a los autores de este hecho criminal, así como los autores materiales e intelectuales del asesinato de 34 defensores/as de los derechos humanos, 15 dirigentes agrarios que exigían la restitución de las tierras usurpadas con violencia a los campesinos y 27 sindicalistas la mayoría de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, todos/as ellos/as asesinados en el primer año de gobierno del Sr. SANTOS.

Recordamos que dos sindicalistas colombianos refugiados temporalmente en Asturias han sido asesinados, Luciano Romero Molina en el 2005 y Henry Ramírez Daza hace un año.

Expresamos a Dubán y su familia así como a SINALTRAINAL-CUT y al PDA nuestra solidaridad en la distancia y exigimos del gobierno colombiano garantías para la vida de los sindicalistas, defensores/as de los derechos humanos y opositores políticos.

Exigimos del gobierno colombiano que se investigue y castigue a los autores de este hecho criminal, así como los autores materiales e intelectuales del asesinato de 34 defensores/as de los derechos humanos, 15 dirigentes agrarios que exigían la restitución de las tierras usurpadas con violencia a los campesinos y 27 sindicalistas la mayoría de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, todos/as ellos/as asesinados en el primer año de gobierno del Sr. SANTOS.