Latinoamérica, Noticias, Venezuela — 24/07/2015 a 9:15 am

Venezuela no es Guantánamo

image_print
Invitado por las Juventud Comunista de Asturias, MARIO ISEA, Embajador de Venezuela en España, dio una conferencia el 25 de julio en Gijón.
Por Javier Orozco Peñaranda, Coordinador del Programa Asturiano de Derechos Humanos.
 

Venezuela vive una campaña infame de mentiras como las que dieron origen a la invasión de Iraq: …que no hay democracia, que hay presos políticos, que es un “régimen” donde no se permite la oposición, que no se quiere convocar elecciones, que hay fraude electoral, que es un desastre económico, que es un peligro para las libertades, que se gobierna por decreto…¿es Venezuela el único país donde el gobierno tiene mayoría absoluta en el parlamento y decreta dentro de sus facultades?

Recordó que Venezuela se rige por una Constitución Política votada por su pueblo, con prioridad en el desarrollo con equidad y no sólo en el crecimiento económico.

Antes el dinero del petróleo se iba del país, pero se nacionalizó y se cambiaron las condiciones que fueron aceptadas por las multinacionales con una excepción. Así mejoraron los ingresos que permiten mantener la inversión social incluso en medio de los bajos precios del crudo.

Nuestra lucha por democracia, contra el saqueo y la corrupción es vieja. Hugo Chávez y una generación de militares patriotas se rebelaron contra el expolio y pagaron con cárcel. Luego ganaron las elecciones y convocaron a construir estado social de derecho y acabar con el Estado al servicio de las petroleras extranjeras.

Se expidieron leyes sobre para el acceso campesino a las tierras, reglamentaron la pesca para proteger especies y a los pescadores artesanales, indexaron las pensiones y el salario mínimo, se estableció el acceso gratuito a la vivienda (no hay desahucios en Venezuela), salud, educación, alimentos para un millón de personas que pasaban hambre, y nos llamaron populistas. ¿Es populismo no dejarles morir de hambre y darle derechos a las gentes?.

Aun nos falta resolver muchos problemas, en el tema de la seguridad y soberanía alimentaria, pero no es fácil porque Venezuela no tiene el control financiero del mundo y la sabotean acaparando, sacando ilegalmente nuestros alimentos subsidiados hacia Colombia y el Caribe, donde son más caros…

Hubo a quienes, dentro y fuera de Venezuela todo eso no les gustó, y dieron golpe de Estado: Ledesma, Lopez, Corina… y fueron perdonados por el gobierno mediante indulto. Algunos de ellos reinciden y están procesados por corrupción, pero son defendidos por expresidentes y políticos extranjeros que están defendiendo ladrones.

Capriles no habla de fraude cuando gana él las elecciones en su Estado, pero veedores del PSOE como Antonio Trevin puede dar fe de que no hubo elecciones fraudulentas, lo mismo afirma la Fundación Jimmy Carter…Pero EUA mueve la propaganda afanado por asegurarse el petróleo del mundo.

Nicolás Maduro ganó las elecciones a la muerte de Chávez, comicios auditados por mucha gente y organizaciones. Pero la oposición insiste en repetir “fraude” y en pedirle a Maduro que convoque a elecciones, pero no lo puede hacer, esa facultad la tiene un órgano independiente del gobierno y las convoca cuando la Constitución lo establece. No les gustó que se pusieran máquinas capta-huellas para detectar a vivos votando por personas muertas.

Los opositores -tan defendidos aquí- son corruptos, ladrones como Leopoldo López cuya madre le “donó” dinero público de PEDEVSA para que fundara un partido político, está procesado como alcalde por ladrón, no como opositor. Manuel Rosales huyó de Venezuela por corrupto, no por opositor. Ledesma está recluído en su casa porque dice estar enfermo, pero jamás ha sido torturado. Están presas personas que llamaron a incendiar el país, asesinaron, quemaron hospitales porque odian a los cubanos. Pero en Venezuela no nos orinamos encima de los presos. Venezuela no es Guantánamo.

La campaña de descrédito ya no es sólo contra Cuba cuya imagen ahora la mejoran, sino contra Grecia y Venezuela para evitar que “el populismo” llegue al poder, en eso está aplicados los medios de comunicación dedicados a difamar, a burlarse de nuestra gente y de su gobierno ¿quién les eligió, quién le otorga ese poder a los medios, quién les da esa soberanía ese derecho de hacer daño a un pueblo?

En Venezuela hubo 20 elecciones y ganamos 19. Rescatamos ahorradores, no banqueros que se autoprestan sin avales el dinero para quedárselo.

Si los medios mienten aquí sobre la propia realidad de Europa y de España ¿por qué no lo harían con Venezuela?